Gestión integrada del Recurso Hídrico en la Microcuenca Pedagógica Santa Isabel, como un modelo de aprendizaje y desarrollo sostenible

Las cuencas pedagógicas, son modelos de gestión territorial que incorporan el saber local de las comunidades con relación a la gestión del agua y otros recursos naturales, reforzando y confirmando sus conocimientos con el saber académico e institucional, en un proceso de enseñanza plural e intercultural, continua, evolutiva y replicable. En la Región del Golfo de Fonseca al Sur de Honduras, a partir del año 2017 se promueve la iniciativa para el diseño y desarrollo de una microcuenca pedagógica, considerando el interés y compromiso de los socios locales, del Organismo de Cuenca del Rio Namasigue, apoyado por el Programa de Gobernanza Hídrica Territorial, implementado con el apoyo técnico y financiero de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

En este marco, se destacan los esfuerzos implementados desde el año 2001, en la microcuenca Santa Isabel, perteneciente a la Cuenca del Río Sampile, ubicada en el municipio de Namasigue; en los que, la población, el gobierno central y local, así como diferentes entidades, mediante Programas y Proyectos han invertido en la protección, restauración y normalización del uso del agua para el uso y consumo humano. Estos esfuerzos de gobernanza del recurso hídrico permiten desarrollar prácticas, técnicas, formas organizativas, y metodologías de gestión concertada del uso y manejo integral del recurso hídrico.

Reconociendo estos esfuerzos de gestión local en el manejo integrado del recurso hídrico y con el objetivo de reforzar la gestión del conocimiento, mediante la réplica de experiencias exitosas en otras Regiones de América (especialmente la Andina); mediante El Programa se ha comenzado con la construcción de un esquema de gestión del conocimiento y desarrollo sostenible denominado “Microcuenca Pedagógica Santa Isabel”, en el cual se invierten progresivamente recursos complementarios, para:

  • Organización y fortalecimiento de Consejo de Cuencas inclusivos y representativos, asegurando la legitimidad de su conformación.
  • Generación de información aplicada del territorio mediante un Catastro Hídrico.
  • Sistematización de procesos sociales y ambientales, para generar información clave a los tomadores de decisión y construcción de espacios de diálogos entorno al agua.
  • Vinculación productiva del agua superficial, con actividades agropecuarias sostenibles de interés económico como la piscicultura y apicultura.
  • Potencialización para captación y distribución del agua de consumo humano, con infraestructura adecuada, en orden al Manejo Integrado de Cuencas (MIC).

Como efecto de estas acciones se espera fortalecer en la población de manera gradual la Gestión Integral del Recurso Hídrico (GIRH) y el desarrollo sostenible, mediante el concepto de “Gobernanza Hidrica productiva”, articulando los diferentes actores entorno de la importancia de la protección y conservación de los recursos naturales, potenciando a los Consejos de Cuenca como plataforma de concertación y toma de decisión.